Venezuela no participó en audiencia de la CIJ sobre el Esequibo

El Gobierno venezolano no reconoce la jurisdicción del alto tribunal de la ONU para dirimir el conflicto.

Venezuela boicoteó el martes 30-J  la primera audiencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la disputa fronteriza con Guyana, un conflicto más que centenario, que según Caracas no puede ser examinado por el alto tribunal de la ONU.

«Respetuosamente le informamos que puesto que Venezuela no aceptó la jurisdicción de la Corte (…) La República Bolivariana de Venezuela no participará» en la audiencia, comunicó el presidente Nicolás Maduro.

Venezuela reclama soberanía sobre la extensa región del Esequibo, rica en minerales y bosques que abarca una zona marítima con recursos petroleros. Guyana defiende un límite territorial establecido en 1899 –cuando Guyana era colonia británica– por un tribunal de arbitraje basado en París e integrado por dos jueces estadounidenses, dos británicos y una ruso.

Caracas no reconoce ese límite y el conflicto volvió a caldearse en 2015, cuando se anunció un hallazgo significativo de crudo en una concesión otorgada por Guyana, que según Venezuela está en las aguas en disputa.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a la CIJ que examinara el caso en 2018.

Las audiencias deberían haberse celebrado en marzo, pero fueron suspendidas por la pandemia del Covid-19.

La Corte con sede en La Haya indicó que el examen del caso se haría mediante teleconferencia. 

Venezuela criticó esa decisión «sin precedentes» y hace diez días  anunció que finalmente no comparecería. La corte carece de «jurisdicción» en la «demanda unilateral» de Guyana, reiteró Caracas.

Guyana sí asistió a la teleaudiencia de este martes 30-J para exponer sus alegatos.

RESEÑA: AFP