FALTAN CINCO PA´ LAS DOCE| El paraguanero autor del Himno de la Navidad, Julio Zavarce

La voz que cada 31 de diciembre recuerda cantando que “el año va a terminar” se retiró de la vida pública en 1984. No se dejaba fotografiar por los medios porque se hizo la promesa de “vivir la vida que no pudo” mientras fue una estrella

Zavarce es uno de los venezolanos que como la hallaca o el pan de jamón, como el arbolito o el pesebre, es fiel invitado en nuestras casas cada vez que llega diciembre y no importa que pasen los años, siempre acuden a nuestro encuentro cuando los llamamos.

“Haber dejado en el corazón de los venezolanos y de los latinoamericanos este himno de la Navidad, significa para mí la culminación de mi carrera artística”, dijo en su oportunidad a la revista Estampas.

Faltan cinco pa’ las doce el año va a terminar me voy corriendo a mi casa a abrazar a mi mamá…

La corean niños y adultos y ha estado con los venezolanos desde 1967. Algunos la consideran una canción triste, pero nadie es indiferente ante ella. Basta escuchar “Las campanas de la iglesia están sonando…” para saber que es hora de dejar lo que se está haciendo y correr a abrazar a familiares y amigos. Faltan cinco pa´ las doce quedó inmortalizada en la voz grave y envolvente de Néstor Zavarce, intérprete falconiano que inició su carrera artística como actor de cine a finales de los años cuarenta y participó en más de 30 telenovelas y 22 películas. Gracias a este tema viajó por todo el continente americano, aunque ya se había hecho famoso interpretando El pájaro chogüi, que vendió más de un millón de copias, dentro y fuera de Venezuela, y lo hizo muy cotizado entre las disqueras de la época. “Faltan cinco pa´ las doce nació porque el autor (Oswaldo Oropeza) me pidió incluirla en el disco de Navidad que estábamos haciendo y que llevaba por título El gallo pelón. La grabamos y nuestra sorpresa fue que no solamente tuvo un éxito tan grande como El pájaro chogüi sino que se vendieron y se siguen vendiendo copias de esa canción. Hasta en Japón la solicitan”.

Néstor Zavarce incluye esta canción entre las mayores alegrías de sus casi 58 años de carrera y sus 71 de vida. “Haber dejado en el corazón de los venezolanos y de los latinoamericanos este himno de la Navidad, significa para mí la culminación de mi carrera artística”. Cuenta que fueron muchas las veces que realizó giras para promocionar las telenovelas que protagonizó y en las que tuvo que cantar la melodía navideña. “En 1973 viajé por varias ciudades de Estados Unidos como coprotagonista de Esmeralda y en todas las presentaciones interpreté mis temas, incluyendo Faltan cinco pa´las doce”.

Reseña biográfica

Néstor Jesús Zavarce Sierralta nació en Jadacaquiva, Península de Paraguaná, estado Falcón el  9 de abril de 1936, conocido comúnmente como Néstor Zavarce: el autor del Himno de la Navidad.

Su carrera artística inicio a los 13 años de edad cuando participó en una audición para la película venezolana «La balandra Isabel llegó esta tarde».

Néstor Zavarce en su primer papel en el cine a la edad de 12 años en «La Balandra Isabel llegó esta tarde»

Cursó estudios en la Teatro Experimental de la Universidad de Chile entre 1956-1959. Su primer éxito musical fue «El Pájaro Chogui» seguida de la canción «Faltan cinco pa las doce» que lo consagró como cantante. 

Hacia 1959, Néstor Zavarce firmó un contrato con la disquera Palacio de la Música para grabar dos producciones discográficas. Sin embargo, Zavarce comenzó a sonar en la radio sin que se supiera que era él quien interpretaba el primer sencillo promocional. Como la canción empezó a ser solicitada con insistencia por el público a las radioemisoras y Zavarce no quería que se conociera su identidad, el dueño de la disquera creó una de las primeras campañas de intriga en la historia del mercado discográfico venezolano. “Le pedían a la gente que averiguara quién era el cantante incógnito y concursaban por premios. Tuve que hacer un show de televisión cantando con una máscara y cuando al final se supo quién era, el éxito fue total”.

Vivió sus últimos años en su casa de Potrerito ubicada en las montañas del estado Miranda, cuidando árboles frutales y flores; escuchando el sonido de los pájaros, recibiendo a sus seis hijos y ocho nietos. Durante esos últimos años recibió numerosos homenajes por parte de sus familiares y amigos más allegados. En mayo del año 2010, participó con sus familiares en la elaboración de su biografía titulada Néstor Zavarce, Cuando la Vida Pasa. No logró culminar este trabajo debido a su fallecimiento el 27 de agosto de 2010 luego de sufrir un infarto.

Néstor Zavarce a sus 70 años junto al José, su sobrino.

“Tengo mi vida feliz, y he querido preservarla así, porque durante mi carrera artística me dediqué a lograr ciertos y determinados objetivos, y los cumplí, pero el que nunca pude cumplir es el que ahora estoy haciendo realidad: el de vivir mi propia vida”. Sólo pidió que lo recuerden con cariño. “Yo sólo quiero ser esa voz que la gente escucha con alegría y emoción. Sólo eso me basta”. / Con información de Estampas

LEA TAMBIÉN: