El gobierno promete «impulsar» la producción nacional junto al sector privado

Delcy Rodríguez hizo este anuncio al participar en la asamblea anual de Fedecámaras, un sector con el que el chavismo tiene marcadas diferencias y al que acusó en años anteriores de estar detrás de una supuesta «guerra económica».

El gobierno de Venezuela anunció este martes la instalación de una mesa de trabajo junto al sector privado para impulsar la producción nacional y sustituir los productos importados, a fin de lograr un «ahorro de divisas» y apostar a la «transformación» del modelo económico.

«Se establece una mesa entre el Gobierno nacional y el sector privado para que traigan los productos que pueden ser susceptibles para sustituir productos importados y, en base a eso, nosotros desarrollar políticas de desarrollo e impulso a la producción nacional», dijo la vicepresidenta Ejecutiva del régimen, Delcy Rodríguez.

Rodríguez hizo este anuncio al participar en la asamblea anual de Fedecámaras, un sector con el que el chavismo tiene marcadas diferencias y al que acusó en años anteriores de estar detrás de una supuesta «guerra económica».

Rodríguez explicó que el interés del gobierno es «el ahorro de divisas porque» están bajo «ataque permanente».

«¿Qué supone esto? la transformación del modelo económico de renta dependiente de los mecanismos tecnológicos bajo formatos coloniales… supone que tengamos una economía abierta, productiva, diversificada», continuó.

Además dijo que lo que pedían al sector privado es el «compromiso» para «mejorar el sistema de ingresos de trabajadores activos y pasivos» y las pensiones.

El presidente Nicolás Maduro viene dando, desde 2018, un viraje paulatino al sistema económico y tras años de acusar al sector privado de hacerle una «guerra económica», está buscando forma de tender puentes.

Maduro ahora hace constantes llamados a inversionistas para crear alianzas.

Por ello, creó la «Ley Antibloqueo», una norma con la que busca burlar las sanciones de Estados Unidos y que le impiden transacciones con inversionistas o empresas aliadas a Washington.

Su gobierno además trabaja en otras propuestas de leyes a fin de dinamizar la golpeada economía que acumula más de siete años de recesión.

LEA TAMBIÉN: